• UVP

ONU: "La dieta vegetariana salvará al mundo"

Las Naciones Unidas, por primera vez muestran la transición a una dieta libre de productos animales como el camino a seguir para resolver los problemas ambientales que enfrenta el planeta y la alimentación.

La postura destaca razones de ética y ecología que se lee en el último informe del Programa Ambiental de las Naciones Unidas, publicado el pasado 2 de junio.

En las conclusiones del estudio titulado "Evaluación de los Impactos ambientales de Consumo y Producción", los científicos advierten que los riesgos en la demanda de consumo de carne, pescado, leche y huevos, tendría consecuencias ambientales devastadoras, que podría evitarse únicamente por un cambio drástico en los hábitos alimenticios, renunciando al uso, por parte de todos, de los productos de origen animal.

Según las proyecciones publicadas actualmente por la FAO, el modelo cultural actual y la propagación del estilo de vida occidental consolidada traerán la producción de carne a más del doble en el 2050 (procedentes de los actuales 228 millones de toneladas a 463 millones) .

El informe de la ONU indica que una de las prioridades que deben abordarse es reconocer la cría de animales como una de las causas principales de la contaminación y del calentamiento global, que daña al medio ambiente más que la producción de materiales tóxicos como el plástico y metales. También hace hincapié en que los cultivos para la alimentación animal son dañinos incluso más que la quema de combustibles fósiles.

Pero la cría de animales es, ante todo, una de las áreas en las que existe mayor pérdida de recursos. De hecho, como lo explica en detalle el Centro Internacional de Nutrición y Ecología, la cría de animales de granja es una de las inversiones menos rentables y los animales son "fábricas de proteínas a la inversa", ya que el funcionamiento de su metabolismo hace que el capital invertido en la producción de carne se vea drásticamente afectado.

Basta decir que sirven 25 kcal. de cereales para obtener un único kcal. de carne vacuna; 11 veces más que la energía necesaria para la producción de grano, lo que equivale a aproximadamente 2,2 kcal. Y la relación es de 57: 1 para el cordero, 40: 1 para que de carne de vacuno, 39: 1 para los huevos, 14: 1 para la leche y la carne de cerdo, 10: 1 para el pavo, 4: 1 para el pollo.

Y mientras que el sector de la ganadería consume calorías que podrían alimentar a las poblaciones del hemisferio Sur, aproximadamente un 8% del agua potable mundial sirve para regar directamente las granjas de animales, y otro porcentaje más elevado aún se necesita para hacer crecer el forraje que va alimentarlos. A fin de cuentas, para obtener un kilogramo de carne vacuna procedentes de la agricultura intensiva se desperdician doscientos mil litros de agua en vez de dos mil que son suficientes, por ejemplo, para la misma cantidad de soya a un valor  nutritivo comparable.

Y si sabías que el ganado produce más emisiones de gases de efecto invernadero que el sector transporte, y 64% de amoniaco que contribuye a la acidificación de los ecosistemas, es bueno considerar también que la ganadería contribuye a complicar la conservación de la biodiversidad. Según el último informe de la FAO el 10% de las especies en peligro de extinción se deben a la agricultura industrial, ya que 26% de la tierra que está libre para la crianza de animales está sujeto a la deforestación y la erosión; mientras que el estiércol del ganado produce grandes cantidades de gases que la tierra no es capaz de disipar, contaminando así a más ecosistemas.

Sin embargo, cambiar las cosas esta vez será asequible para todo el mundo. En los últimos párrafos del informe de la ONU, en el capítulo sobre el consumo, los científicos muestran claramente el camino a seguir y destacan la relación directa entre la dieta y la protección del planeta; y destacan cómo es que el consumo de productos de origen animal implica un impacto mucho mayor que consumir productos vegetales. Muchas veces, como en este caso, la responsabilidad de salvar el mundo se da en las decisiones diarias.


0 vistas