• UVP

En Amsterdam, municipio se vuelve vegetariano.



Amsterdam pronto servirá solo comida vegetariana durante los eventos municipales oficiales. Una victoria del partido para los animales.


Para comer carne, en los eventos oficiales, solo hay una solución: será necesario hacer la solicitud expresa, así lo comunicó Daily Telegraph.

La iniciativa, llamada "Carnivore? Let us know" es una propuesta de Johnas van Lammeren, miembro del Consejo de la Ciudad.

Lammeren había propuesto inicialmente servir comida vegana, antes de dar marcha atrás, pues "Habría sido demasiado lejos para los amantes de los lácteos que son los holandeses", dice el periódico conservador.


"El ejecutivo respalda el objetivo subyacente de la propuesta (...) pero es mejor hacer que el estándar sea vegetariano al principio en lugar de vegano", dijo el jefe de gestión operativa Rutger Groot Wassink y el jefe de bienestar animal Laurens Ivens en un anuncio.


La coalición gobernante de cuatro partidos, que tiene la mayoría de los escaños, ha adoptado la propuesta, que se espera sea aprobada por todo el concejo municipal en junio. Cuando se elija el nuevo servicio de catering de la ciudad, todos los eventos deberán tener hot-dog vegetarianos, bolas de queso y bocadillos de vegetales por defecto.


El "bitterbal" en peligro.

Pero esta decisión no es unánime. El Partido Popular por la Libertad y la Democracia se opuso al nombre del derecho a elegir. Según los medios holandeses, los miembros del Partido de centro-derecha no quieren arriesgarse a perder el bitterbal, una albóndiga frita que se come con mostaza durante los aperitivos. Según el miembro del partido Arno Rutte, el bitterbal es "una parte del patrimonio cultural holandés".

Ámsterdam sigue los pasos del Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia, que el año pasado adoptó esta regla dando prioridad al vegetarianismo

El Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente a menudo ha pedido a los ciudadanos que en los últimos años coman menos carne roja o procesada para mejorar su salud y reducir su impacto ambiental.

Fuentes: The Telegraph , Courrier International

0 vistas