• UVP

El mensaje detrás de la elefanta y la piña explosiva

La cruel muerte de la elefanta embarazada, ha provocado gran indignación en el mundo entero. Pero esta no sería la primera vez que se cometen atrocidades con los animales.


Hace unos días nos enteramos de que una elefanta gestante, murió a consecuencia de unos explosivos escondidos dentro de una fruta, al parecer una piña, a la que el animal recurrió para alimentarse. El terrible suceso se dio en la India, en donde algunos agricultores suelen usar trampas para ahuyentar de las cosechas a los animales silvestres.

El ataque a la elefanta ocurrió en una zona agrícola, donde son habituales las incursiones de estos animales en territorio humano para buscar comida. Los granjeros toman a veces este tipo de medidas delictivas para evitar que dañen sus cosechas.

El caso ha dado la vuelta al mundo causando indignación, pero este no es un caso aislado de crueldad hacia los animales. Cada año, cientos de especies silvestres son victimas de situaciones parecidas, contando ademas con la caza, el comercio ilegal y la explotación a la que muchos de ellos son sometidos. Igualmente, se estima que cada día mueren más de 150 mil animales destinados solo para consumo humano, y en granjas industriales. Muchos de ellos, en las peores condiciones.


"Preservar la naturaleza no es solo proteger a los tigres, pandas, ballenas, que apreciamos. Es mucho más", señaló en 2018 Marco Lambertini, el director del WWF, ante la noticia que entonces fuera la perdida de un sesenta por ciento de animales silvestres en el mundo. Afirmando que la enorme presión ejercida sobre la naturaleza está amenazando también la estructura viva que sostiene a la humanidad. 


Una cuestión de empatía

Tras estas lamentables noticias, llegamos a la conclusión de que cada vez parece haber menos empatía en el mundo. Quizás estamos viviendo en el tiempo preciso para reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo y eliminar esta cadena de sucesos devastadores para los animales. Todos los animales sentimos, tenemos necesidades y merecemos respeto. Pongámonos en el lugar del otro y pensemos en cómo nos sentiríamos si nos trataran de forma cruel para luego ser alimento de otros; o qué sentiríamos si nos nos quitaran la libertad de por vida.

Aun estamos a tiempo de cambiar la historia ¿Quieres saber cómo empezar? Únete a uno de estos seis programas gratuitos para iniciarte en el veganismo.


Fuente:

Diario 20 Minutos , sostenibilidad.semana.com, diario1.com/


0 vistas