• UVP

¿Cómo compartir una mesa con omnívoros y no morir en el intento?

Actualizado: mar 3

¿Te ha pasado que te invitan comida con ingredientes de origen animal y te cuesta mucho decir que no? ¿O tu familia te pide que prepares algo con carne y eso te hace sentir muy mal? En esas situaciones probablemente no quieras quedar como una persona maleducada o grosera pero tampoco quieres fallarle a tus principios. ¿Qué hacer en esos casos?


Lo primero que debes saber es que decir que NO cuando algo no se ajusta a nuestros principios, está bien y de hecho es nuestra responsabilidad. Los demás no pueden leernos la mente. Recuerda que no estamos obligados a complacer a todo el mundo, decir que no es un acto de autorrespeto y cuidado personal y afortunadamente hay muchas maneras de decir que no.



Si eres una persona que suele poner a los demás primero y te cuesta mucho negarte a cualquier cosa que te pidan, o si, por el contrario, decir que no es muy fácil para ti pero lo haces de una forma que termina alejándote de las personas que te importan, tenemos buenas noticias: Decir que no de forma asertiva, es una habilidad que puedes aprender.


Mantener límites con las personas no significa alejarte de ellas, significa crear relaciones respetuosas con las que puedas sentirte a gusto.

¿Cómo logramos mantener el equilibrio entre nuestros principios y nuestras relaciones con personas que no los comparten?


Habilidad FAST

Esta es una habilidad de efectividad interpersonal muy útil que sirve para mantenernos fieles a nosotros mismos, diciendo que no sin sentirnos mal y tratando bien a los demás.

La habilidad se llama FAST por un acrónimo en inglés, a continuación te explicaremos palabra por palabra de qué trata.


Be Fair (Sé justo)

Pregúntate primero qué es lo justo para ti y para la otra persona. Ser justo contigo mismo es reconocer tus necesidades en lugar de ocultarlas y ser justo con la otra persona, es evitar el juicio (hace esto porque me odia, no me toma en cuenta, etc), el tono áspero y otras formas dañinas de comunicación.

Si aceptas cosas que no quieres, te haces daño y si atacas a las personas, dañas tus relaciones.


No Apologies (No te disculpes)

Es importante aclarar en este punto que disculparse honestamente está bien y es necesario cuando hacemos algo mal. Sin embargo, disculparse excesivamente y por todo, es dañar tu autoestima.

No tienes que disculparte por defender tus principios.


Stick to your values (Pégate a tus valores)

En una situación de conflicto, es más fácil a veces, comprometer lo que es importante para nosotros, con tal de complacer a la otra persona. Haz una lista de tus valores, si un valor importante para ti es el respeto hacia los animales, no cedas ante la presión solamente para encajar, las personas van a aprender a respetarte si ven que eres fiel a tus principios.


Be truthful (Sé veraz)

Sé honesto contigo y con los demás. A veces lo más sencillo es poner excusas como "no puedo comer esto porque tengo alergias". Probablemente en el momento te salve de una situación incómoda, pero a largo plazo no vas a satisfacer tus necesidades si sigues evadiéndolas.

Tal vez una cena familiar no sea el mejor momento para lanzar un discurso sobre la terrible explotación que sufren los animales, pero puedes honesta y amablemente resumir cómo te sientes al respecto.

No exageres ni te victimices, mantén la calma siempre y expresa asertivamente tus emociones. Aprender a gestionar nuestras emociones es parte de crecer.


Estos pasos pueden no parecer tan sencillos al principio, pero a medida que lo practiques, vas a ver cómo se vuelve algo natural en ti. Somos seres sociales y cuidar nuestras relaciones es importante, ser vegano no tiene por qué alejarte de las personas a las que quieres, pero el autorrespeto y los límites son esenciales en toda relación saludable.





0 vistas